Masaje para bebés

Una guía paso a paso para hacerlo con seguridad

Para un bebé, el tacto simboliza muchas cosas. Hay un cierto poder en el tacto que los bebés utilizan para comunicarse e interactuar con el mundo. Tal vez por eso les encanta acurrucarse con sus padres cuando están molestos o cuando necesitan sentirse seguros.

Si hay una manera en que usted puede usar el tacto como medio para calmar, calmar y fortalecer a su bebé, entonces es a través del masaje. El masaje le ayuda a tener una fuerte interacción positiva con su paquete de alegría y nutrir el vínculo padre-hijo, y los beneficios del masaje son numerosos y cualitativos.

Si usted tiene la intención de darle un masaje a su bebé y no está seguro del proceso, entonces este artículo de MomJunction debería ser útil. Le ayudaremos a masajear a su bebé en diez sencillos pasos, y responderemos a otras preguntas que tenga sobre el masaje corporal para bebés. Así que, sigue leyendo.

¿Qué es el masaje para bebés?

El masaje del bebé es la actividad de un padre que acaricia suavemente el cuerpo del bebé con el uso de aceite de masaje o loción específicamente hecha para los bebés. El masaje resulta ser relajante para los bebés, a la vez que proporciona una vía para que los padres se vinculen profundamente con su pequeño.

Productos para hacer masajes al bebé

 

¿Cuándo se debe comenzar a dar masajes al bebé?

Existe la opinión general de que hay que esperar a que el bebé cumpla un mes de su vida antes de que comience el masaje. La razón de esto es que la barrera de la piel de un bebé está subdesarrollada al nacer y toma un tiempo de 15 días para que la piel se vuelva completamente impermeable. Alrededor de los 15 días de edad, su bebé también se desprenderá del talón del cordón umbilical, lo cual puede ser un riesgo de infección si el aceite de masaje queda atrapado en él. Si usted planea llevar a su bebé a sesiones de masaje grupales, entonces se recomienda esperar hasta que el bebé tenga seis semanas de edad, ya que los bebés muy pequeños pueden encontrar ambientes de hacinamiento estresantes. En general, un mes es la edad ideal ya que tiene múltiples beneficios: el talón del cordón umbilical se ha caído y el ombligo se ha secado, la piel es menos sensible que al nacer, la piel es más hermética y el bebé a esta edad puede responder mejor al tacto.

Ventajas del masaje del bebé

El masaje proporciona varios beneficios naturales para el bebé, tales como:

Impulsa el desarrollo psicológico y social: Según un informe de 2012 del Asian Nursing Research Journal (1), la estimulación del sentido del tacto del bebé tiene un efecto positivo en su desarrollo psicológico y social, además de fortalecer el vínculo del bebé con sus padres.
Alivia el estrés, relaja los músculos: El masaje alivia el estrés en los bebés estimulando la liberación de oxitocina, una neurohormona que se siente bien, y disminuye los niveles de cortisol, una hormona del estrés (2). Relaja los músculos, estimula su crecimiento e incluso funciona especialmente bien con bebés con cólicos.

Estimula el sistema nervioso: El masaje es beneficioso para el sistema nervioso del bebé, ya que mejora enormemente el desarrollo de sus habilidades motoras.

Ayuda al bebé a dormir mejor: Los bebés duermen mejor cuando se les da masaje. Esto tiene varios beneficios, desde una ganancia muscular más rápida hasta una mejor respuesta inmunológica. Los bebés que reciben masaje justo antes de acostarse producen más melatonina, una hormona reguladora del sueño (3).

Puede mejorar la calidad de vida de bebés con diferentes discapacidades: Es la mejor manera de calmar a los bebés con síndrome de Down o parálisis cerebral, ya que proporciona una forma tranquilizadora de calmarlos eficazmente (4).

Los bebés prematuros muestran un mejor desarrollo motor cuando se les da masajes regularmente. Incluso aumentan de peso más rápido que los bebés prematuros que nunca reciben masajes. De hecho, los bebés prematuros masajeados, muestran menores términos hospitalarios en general. Los bebés nacidos de madres deprimidas, al recibir masajes, lloraban menos y mostraban un mayor desarrollo emocional y social a medida que crecían.

Excelente para el sistema circulatorio con otros beneficios: El masaje mejora la circulación sanguínea y disminuye el nivel de malestar causado por el gas o la acidez, la congestión y la dentición (5). El masaje estimula los nervios que pasan a través del tracto digestivo, beneficiando así al sistema digestivo.
Una forma de lidiar con la depresión posparto: El masaje es una manera eficaz de tratar la depresión postnatal entre las madres. Las madres deprimidas mostraron un mejor estado de ánimo y comportamiento cuando masajeaban a sus bebés regularmente. Cuando se trata de los padres, las investigaciones han demostrado que los padres, que dan masajes regularmente a sus bebés, desarrollan una mejor autoestima. También muestran una mayor participación en el cuidado del bebé e interactúan con los bebés con mayor frecuencia.

La mejor hora para masajear a su bebé

El mejor momento para masajear a su pequeño es cuando está alerta, bien descansado y parece interesado en el ambiente. Seleccione un momento justo entre dos sesiones de alimentación cuando es menos probable que se sienta lleno o hambriento. Debe haber un intervalo de al menos 45 minutos desde la última sesión de alimentación del bebé. Además, espere 15 minutos después del masaje antes de volver a dar de comer para darle al cuerpo del bebé algo de tiempo extra para que se relaje completamente.

Cuando se trata de un momento específico para el masaje, lo mejor es que se pegue al masaje después del baño cuando está a punto de ser metido en la cama para la noche o para una siesta. El masaje del bebé antes del baño es la norma ideal, ya que se puede lavar el aceite durante el baño evitando la acumulación de cualquier residuo de aceite o loción en la piel sensible del bebé. Puede elegir masajear a su bebé después del baño en caso de que tenga la piel extremadamente seca o si su pediatra le ha dado una señal verde. Por lo general, usted puede seguir una rutina regular de masaje a la hora de acostarse para que su bebé desarrolle un régimen fijo para ello.

Cómo masajear a un bebé?

Antes de comenzar con el proceso de masaje del bebé, es necesario establecer varias cosas.

Preparación para el masaje:

Comience el masaje de su bebé de la siguiente forma:

Siéntese en una cama o en un piso suave alfombrado con una toalla frente a usted. También puede colocar una toalla en una mesa para masajear a su pequeño mientras está de pie.

La toalla ayuda a absorber el exceso de grasa.
Mantenga una temperatura ambiente cómoda. Durante los inviernos, asegúrese de que la habitación sea cálida y durante los veranos, asegúrese de que haya una amplia circulación de aire fresco y fresco en la habitación.

Los bebés se sienten calientes rápidamente y tienden a volverse irritables.
La iluminación en la habitación es importante y utiliza la mayor cantidad de luz natural posible.
Elija un aceite de masaje que está hecho específicamente para los bebés. Seleccione aceites sin perfume, con fragancias naturales y sin perfumes añadidos.
Puedes elegir masajear a tu bebé con o sin pañal, pero puedes aflojarlo al masajearle la barriga. El masaje sin pañal puede aumentar el riesgo de ensuciarse accidentalmente, pero también asegura que usted masajee cada parte de su cuerpo.
Veamos ahora cómo masajear a un bebé de la manera correcta. He aquí una guía paso a paso:

Paso 1 – Buscando el permiso:

El primer paso es buscar el ‘permiso’ de su bebé ya que no le gustaría darle un masaje cuando no está interesado. La manera más sencilla de hacerlo es tomar un poco de aceite en las palmas de las manos y frotarlo suavemente en la barriga del bebé y detrás de las orejas, y observar su lenguaje corporal.

Si se resiste a ser tocado o se queja y llora al masajear, entonces es probable que no sea el momento adecuado todavía. Si él muestra signos positivos y parece estar de acuerdo con lo que usted está haciendo, entonces usted puede seguir adelante con el masaje.

Tenga en cuenta que, inicialmente, su bebé puede parecer incómodo con el masaje ya que es una experiencia nueva. Pero a medida que se acostumbra, es menos probable que se resista a ella y en cambio tiende a disfrutarla.

Paso 2 – Masajear las piernas:

  1. Comience con los pies del bebé. Frote algunas gotas de aceite en las palmas de las manos y comience a masajear las suelas del bebé. Masajear los talones hasta los dedos de los pies con los pulgares. Luego, con la palma de la mano, acaricie la parte inferior y superior del pie del bebé.
    Lentamente, haga círculos con el pulgar por toda la planta de cada pie y luego hasta los dedos de los pies. No tire de ningún dedo del pie como lo hacen en el masaje de pies para adultos. En su lugar, masajee ligeramente cada dedo del pie hasta la punta. Esto ayudará a estimular las terminaciones nerviosas.
  2. Levante una de las piernas y haga movimientos suaves en el tobillo y extiéndala lentamente hacia los muslos. Acaricie suavemente desde el pie hasta el muslo. También puede masajear ambas piernas a la vez si su bebé está tranquilo y relajado.
  3. Usted termina el masaje de piernas agarrando suavemente los muslos con ambas manos. Acaricie lentamente desde el muslo hasta el pie, como si estuviera retorciéndose una toalla.

Paso 3 – Masajear los brazos:

  1. Después de que las piernas hayan sido masajeadas, los brazos deben ser masajeados. El patrón de masaje es muy similar al de las piernas. Sostenga las manos del bebé y haga movimientos circulares en las palmas de las manos. Lentamente, haga pequeñas pinceladas en los dedos del bebé moviéndose hacia las puntas de los dedos.
  2. Gire la mano y ahora masajee suavemente el dorso de la mano con movimientos rectos hacia la muñeca. Luego, masajéele suavemente las muñecas con movimientos circulares, como si se pusiera brazaletes.
  3. Mueva sus movimientos lentamente hacia su antebrazo y luego hacia la parte superior del brazo. Masajear todo el brazo con movimientos circulares suaves como si estuviera retorciendo una toalla.

Paso 4 – Masaje de pecho y hombros:

  1. Haga movimientos suaves a la misma vez en el hombro izquierdo y derecho hacia el pecho del bebé. A continuación, puede seguir el rastro de su mano hasta el hombro. Luego, coloque ambas manos en el centro del pecho del bebé y frótelas hacia afuera, desde el cuerpo, hacia el lado lateral.
  2. Haga movimientos suaves hacia afuera desde la parte inferior del esternón, el hueso del pecho, a través del pecho, como si estuviera trazando la forma de un corazón.

Paso 5 – Tiempo para un masaje abdominal:

 

  1. Luego viene el estómago del bebé. Recuerde, esta es un área delicada, y por lo tanto debe evitar incluso la más mínima de las presiones. Comienza el derrame cerebral desde la parte superior del abdomen, justo debajo del esternón. Coloque la palma de la mano suavemente por debajo del hueso del pecho y haga movimientos circulares en el sentido de las agujas del reloj a través del vientre, todo alrededor del ombligo. No aplique ninguna presión y deje que su mano se deslice suavemente sobre el vientre.
  2. Continúe los movimientos circulares en el sentido de las agujas del reloj, evitando el ombligo. En los bebés pequeños, el ombligo puede ser sensible y delicado, ya que recientemente se habrían desprendido del talón del cordón umbilical.

Paso 6 – Masajear la cara y la cabeza:

  1. Masajear la cara y la cabeza puede ser un reto, ya que los bebés tienden a moverse mucho. Pero es tan importante como masajear las otras partes del cuerpo. Comience colocando la punta de su dedo índice en el centro de la frente de su bebé y acariciando lentamente a lo largo del contorno de su cara hacia su barbilla. Desde el mentón, mueva el dedo hacia sus mejillas y masajee suavemente sus mejillas con un movimiento circular. Repita los golpes unas cuantas veces.
  2. Después de masajear la cara, comienza a masajear el cuero cabelludo con la punta de los dedos como si estuvieras lavando el cabello del bebé. Presione suavemente con la punta de los dedos y no aplique ninguna presión adicional, ya que el cráneo del bebé es delicado.
  3. Usted puede incluso masajear suavemente la frente del bebé moviendo sus dedos hacia afuera desde el centro de la frente.

Paso 7 – Finalmente la espalda:

  1. Por fin es hora de darle la vuelta a su bebé y masajearle la espalda. Coloque a su bebé estirado boca abajo con las manos al frente y no a los lados.
  2. Coloque las yemas de los dedos en la parte superior de la espalda del bebé y trace círculos en el sentido de las agujas del reloj mientras mueve lentamente los trazos hacia las nalgas.
  3. A continuación, coloque el dedo índice y el dedo medio a cada lado de la columna vertebral superior y mueva suavemente los dedos hasta las nalgas. Repita los golpes unas cuantas veces. No coloque los dedos en la columna vertebral. En su lugar, coloque dos dedos a cada lado de la ranura de la columna vertebral y muévalos hacia abajo.

Masajea los omóplatos del bebé con suaves movimientos circulares en el sentido de las agujas del reloj. Haga los mismos movimientos suaves en la parte baja de la espalda y las nalgas del bebé. Terminar el masaje con este último movimiento.

Aparte de las técnicas de masaje infantil mencionadas anteriormente, existen otros masajes efectivos para el bebé que funcionan muy bien en ciertas situaciones o condiciones.

Situaciones en las que el masaje puede ser beneficioso

Puede haber ciertas condiciones médicas o situaciones en las que un bebé puede obtener alivio a través de los masajes. He aquí algunos escenarios en los que puede considerar masajear a su bebé para que se sienta mejor.

1. Estreñimiento, gases y cólicos:

El masaje’Te quiero’ es el mejor masaje para dar cuando tu bebé sufre de estreñimiento, gases o cólicos. Las investigaciones demuestran que el masaje infantil funciona muy bien para aliviar los síntomas del cólico entre los bebés. Esta es una variación del masaje abdominal estándar que puede ayudar a abordar múltiples problemas. Comience acostando a su bebé boca arriba. Use los dedos para trazar una línea recta en el lado derecho del ombligo. Esto forma la letra `I’. Luego, coloque los dedos en la esquina superior izquierda del abdomen para trazar un trazo horizontal hacia el final de la caja torácica izquierda. Trazar un trazo vertical en línea recta, exactamente igual que el trazo en’I’. Esto forma la letra ‘L’. Luego, coloque sus dedos en la esquina inferior izquierda del vientre y trace una letra `U’ alrededor del ombligo hacia la esquina inferior izquierda de la barriga del bebé. Este masaje ayuda a su bebé a cagar bien y lo alivia del dolor del viento. También es un impresionante masaje para el dolor de estómago del bebé, ya que el patrón de las letras del masaje sigue la disposición de los intestinos internos, estimulándolos así para aliviar los gases y el estreñimiento, que pueden causar dolor y molestias al bebé.

2. Tos y congestión:

El masaje también puede ayudar al bebé a sentirse mejor cuando sufre de congestión, tos y frío. Aquí están los pasos a seguir:

Paso 1: Comience frotando un poco de aceite o loción en la palma de su mano. Esto hace que sus manos se calienten, calmando al bebé mientras usted lo masajea. Frota el pecho de tu bebé con ambas manos, comenzando desde el centro hacia afuera con pequeños movimientos circulares. Luego frote todo el pecho con movimientos circulares con una sola mano.

Paso 2: Ahora, concéntrese en la cara del bebé. Aquí usted masajea los senos paranasales deslizando suavemente las puntas de los dedos desde el extremo interno de la ceja hasta la nariz y luego hasta la mejilla. Repita este movimiento un par de veces. Esto ayuda a liberar cualquier moco acumulado presente en los senos paranasales.

Paso 3: Por último, masajea los pies del bebé centrándose principalmente en la planta del pie. Masajear la suela ayuda a generar calor que puede ayudar a aflojar el moco dentro del pecho.

La sensación de calor aliviará la pesada sensación de congestión en el pecho causada por el resfriado y la tos repetida.

3. Reflujo gastroesofágico:

Si su bebé tiene reflujo ácido, es posible que tenga problemas para acostarse en el suelo. En tales situaciones, coloque una almohada debajo de la parte superior de la espalda. Coloque la almohada de manera que el bebé se acueste en un ángulo de 45 grados. Luego déle al bebé un masaje abdominal con los mismos pasos mencionados anteriormente. Los masajes regulares en un bebé con reflujo crónico han sido clínicamente probados para reducir los síntomas y dar alivio al bebé (6).

4. Hipo:

El masaje es útil cuando su bebé está teniendo ataques de hipo. El hipo ocurre cuando los nervios irritados de la cavidad abdominal causan aleteo del diafragma debido a la acumulación de gas o debido a la excesiva ingesta de aire durante la lactancia. Un masaje puede ayudar a desestresar el diafragma tensado, mitigando así el hipo.

Al masajear para eliminar el hipo, coloque al bebé en posición vertical y masajéelo desde la parte baja de la espalda hasta los hombros con movimientos circulares suaves. Usted puede hacer esto colocando al bebé boca abajo. No aplicar mucha presión durante el masaje.

5. Ictericia:

Usted puede seguir el procedimiento de masaje antes mencionado si el bebé sufre de ictericia. Se ha comprobado clínicamente que el masaje corporal para bebés con ictericia mejora la tasa de defecación y reduce la cantidad de bilirrubina, que es el compuesto que causa la piel amarillenta en la ictericia (7). Sin embargo, el masaje no cura la ictericia en los bebés. Sólo alivia los síntomas y las molestias asociadas causadas por la ictericia, haciendo que el bebé se sienta mejor.

6. Vacunas:

Puede sonar sorprendente, pero el masaje local después de la vacunación en los bebés puede tener beneficios significativos para el pequeño. En primer lugar, masajear el área alrededor del punto de inyección puede ayudar a aliviar el dolor y hacer que el bebé se sienta mejor. En segundo lugar, ayuda a mejorar la inmunogenicidad de algunas vacunas, que es la capacidad del cuerpo para producir anticuerpos contra el antígeno para el que se ha administrado la vacuna. Este caso ha sido clínicamente probado para la vacuna contra la difteria, el tétanos y la tos ferina (8).

Nunca masajee directamente en el punto donde se inyectó la vacuna. En su lugar, enfóquese en las áreas circundantes masajeando suavemente con movimientos suaves y lisos.

7. Dentición:

Masajear las encías de su bebé cuando le están saliendo los dientes es una gran manera de aliviar el dolor y la irritación (9). Simplemente lávese bien las manos y séquelas. Luego use sus dedos limpios para masajear suavemente el fondo de sus encías.

Masaje para bebés
5 (100%) 3 votos